Periodización Táctica vs Enfoque estructurado

May 4, 2015

 

LA PLANIFICACIÓN ACTUAL DEL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL: ANÁLISIS COMPARADO DEL ENFOQUE ESTRUCTURADO Y LA PERIODIZACIÓN TÁCTICA

CURRENT PLANNING TRAINING FOOTBALL: COMPARATIVE ANALYSIS OF STRUCTURED APPROACH AND TACTICS PERIODISATION

JOSÉ LUIS ARJOL SERRANO jlaszgz@hotmail.com

Doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, Máster en Alto Rendimiento Deportivo

Entrenador Nacional de Fútbol, Profesor del Máster Universitario en Preparación Física en Fútbol. (UCLM y RFEF)

 

RESUMEN

La planificación del entrenamiento en el fútbol ha sido un tema poco tratado en la bibliografía sobre este deporte. Tradicionalmente se han tomado como referencia modelos propios de los deportes individuales cuya relación con los deportes colectivos, como el fútbol, es mínima. Las características de variabilidad e incertidumbre propias del juego han provocado la necesidad de crear otros modelos que, tomando como punto de partida las Teorías de la Complejidad y la Teoría de sistemas, se adapten mucho mejor a estas características.

El objetivo del presente artículo ha sido realizar un análisis comparativo de dos de las propuestas actuales sobre la planificación en el fútbol: el Enfoque Estructurado y la Periodización Táctica. Ambas se fundamentan en las citadas teorías. Tras el estudio de las principales fuentes bibliográficas existentes sobre ambos enfoques, se establecen los puntos en común así como las principales diferencias existentes y su adecuación a la planificación del entrenamiento en el fútbol.

Palabras clave: FÚTBOL, PLANIFICACIÓN, ENTRENAMIENTO ESTRUCTURADO, PERIODIZACIÓN TÁCTICA.

 

INTRODUCCIÓN

En las últimas décadas del siglo pasado y hasta la actualidad, el fútbol en general y la forma de abordar su entrenamiento han sufrido una gran evolución. Dicha evolución ha sido en gran medida un reflejo de lo acontecido en otras áreas del conocimiento humano que, partiendo de un enfoque cartesiano, basado en ciencias como la física, las matemáticas o la química, han pasado a otro enfoque basado en ciencias como la biología y las ciencias humanas. (Martín Acero y Lago, 2005).

En la actualidad existen dos modelos para la planificación del entrenamiento en el fútbol que se pueden asociar con el máximo éxito deportivo, sin olvidar la posible existencia de otros factores que puedan haber influido en éste, sean de índole económica, deportiva, social o de otro tipo. Estos modelos son el denominado “Enfoque Estructurado” y la “Periodización Táctica”, ambos comparten un enfoque basado en la consideración del fútbol como un fenómeno complejo.

El objetivo del presente trabajo es realizar un análisis comparativo de ambas propuestas teóricas con el fin de detectar los puntos en común y las diferencias entre una y otra. Establecemos como hipótesis que las posibles diferencias que se detecten entre uno y otro modelo se deberán valorar cuidadosamente a la hora de elegir el más adecuado para elaborar la planificación del entrenamiento en un equipo de fútbol, en función de las características del proyecto deportivo de que se trate en cada caso.

1.- MARCO TEÓRICO

El concepto de complejidad recoge aquello que no puede resumirse o explicarse a través de una palabra, de una regla o de una ley (Morin, 2007). 

Seiru-lo en Martin Acero y Lago, (2005), afirma que las características del fútbol como deporte de gran complejidad, ha llevado progresivamente a la emergencia de otros modelos de planificación, diferentes de los clásicos, que parten de las Ciencias de la Complejidad, Teoría de los Sistemas Dinámicos Complejos, Pensamiento Complejo y otras.

El rendimiento en fútbol se puede considerar como un fenómeno multifactorial y complejo. El principal factor de rendimiento es el funcionamiento colectivo, con mayor o menor intervención de unos u otros futbolistas en cada momento (Miñano, 2007).

De entre los diferentes tipos de sistemas, el fútbol constituye un ejemplo de sistema dinámico abierto. Como sistema vivo, depende del intercambio de energía e información con el exterior, por lo que no se puede concebir sin el entorno que lo rodea. (Morin, 2007). De acuerdo con Balagué, N. y Torrents, C. (2006), el propio sujeto se puede considerar como un sistema en constante evolución a lo largo del tiempo y en el que la interacción no lineal de sus componentes da lugar al comportamiento, sin la necesidad de un programa específico; la adaptación al entrenamiento se podría explicar por un proceso de autoorganización (sucesivos estados de equilibrio) entendiendo al sujeto como un sistema dinámico abierto.

Dentro del entrenamiento del futbolista, un aspecto clave a abordar es su planificación. Al igual que otros contenidos del entrenamiento, las fuentes de las que parten los modelos tradicionales de planificación son los deportes individuales. Sin embargo, algunas propuestas actuales parten de los conceptos de complejidad y del pensamiento sistémico mencionados, mucho más adecuados a las características de los deportes colectivos.

Desde esta perspectiva, la planificación constituye la guía que debería aumentar las probabilidades de aproximación a los objetivos pretendidos por el equipo, a través de la selección, diseño y ordenación de los contenidos y su aplicación en el tiempo, considerando el entorno que le rodea. En este sentido adopta una forma mucho más abierta y flexible para adaptarse a la realidad cambiante del rendimiento en este deporte.

2.- LA PLANIFICACIÓN DEL ENTRENAMIENTO DESDE EL ENFOQUE ESTRUCTURADO Y LA PERIODIZACIÓN TÁCTICA.

Como hemos mencionado, en la actualidad, existen fundamentalmente dos propuestas teóricas que toman como punto de partida la complejidad del fenómeno del fútbol, su entrenamiento y la planificación de éste. 

Las propuestas teóricas citadas son, por un lado, el modelo de planificación que se recoge dentro del denominado “Entrenamiento Estructurado” (EE) propuesto por F. Seiru-lo, profesor del INEF de Barcelona y técnico del F.C. Barcelona desde hace más de 20 años y por otro lado el modelo de entrenamiento denominado “Periodización Táctica” (PT), cuyo autor original es el profesor V. Frade de la Facultad de Deporte de la Universidad de Oporto (Portugal) y colaborador en diferentes equipos portugueses de máximo nivel. Esta propuesta se puede relacionar con el rendimiento alcanzado en determinados equipos del máximo nivel nacional e internacional (Oliveira et al., 2006.).

Además de estas propuestas, otros autores españoles ya habían abordado el entrenamiento deportivo desde la óptica de la complejidad, como García Manso y Martín (2005), y en referencia a los deportes de equipo en concreto, Martín Acero y Lago (2005). En todos los casos se concluye que el entrenamiento en los deportes de equipo es totalmente diferente al de los deportes individuales. En definitiva, no tiene nada que ver el rendimiento en una prueba de un deporte individual con el rendimiento en un deporte colectivo. Son cosas totalmente diferentes.

En el caso del fútbol, es frecuente observar cómo se asocian determinadas mejoras aisladas en determinados parámetros condicionales, biomecánicos o biológicos, incluso tácticos o de otra índole, a las variaciones en el rendimiento deportivo (mejora o empeoramiento) del futbolista o del equipo. Desde el punto de vista de la complejidad, no necesariamente esto es así. Más bien deberemos pensar en la interrelación de una serie de factores, incluido el entorno, todos ellos en constante evolución e interacción, que en un momento determinado han dado lugar a un nivel de rendimiento colectivo concreto.

El abordaje del entrenamiento del futbolista desde estos enfoques, se diferencia de los tradicionales en que, lejos de separar las partes para abordarlas de forma independiente, consideran de primera importancia los nexos, las relaciones e interacciones entre las elementos que lo integran , teniendo en cuenta, además, el contexto que lo rodea. Este enfoque implica un cambio total de paradigmas, de conceptos y, en consecuencia, de la forma de llevarlo a la práctica.

De acuerdo con Seiru-lo (2005), las leyes, principios y demás conceptos tomados de los deportes individuales y utilizados tradicionalmente no son de aplicación en el entrenamiento de los deportes de equipo. En consecuencia los modelos de planificación para estos deportes deberán ser, así mismo, diferentes. Este aspecto es compartido por el enfoque de la PT.

2.1.- CONCEPTO DE PLANIFICACIÓN

A la hora de explicar el concepto de planificación, nos parece adecuado tomar como punto de partida el propuesto por Seiru-lo (2005): “Es el conjunto de presupuestos teóricos que el entrenador realiza, consistentes en la descripción, previsión, organización y diseño de todos y cada uno de los acontecimientos del entrenamiento que deberán ser realizados en un determinado momento de la vida deportiva de un jugador, mientras permanece en este club, así como de los correspondientes medios de análisis y control que permiten modificar estos acontecimientos, a fin de obtener un proceso de entrenamiento cada vez más adecuado que logre la optimización del jugador permitiéndole obtener los resultados deseados en forma ininterrumpida en la competición, de esa determinada especialidad deportiva en la que está implicado”.

El autor explica que los citados “acontecimientos del entrenamiento”, hacen referencia a todos los aspectos prácticos, reales, que afectarán al jugador o que deberá realizar para que tenga lugar el proceso de optimización constante (situaciones de entrenamiento, periodos de descanso, controles, competiciones, etc.). En el caso de un jugador profesional abarcaría desde sus obligaciones sociales o de publicidad, por ejemplo, hasta las diferentes situaciones de entrenamiento. En el caso de jugadores jóvenes, se desprende que incluirá desde la organización del tiempo dedicado al estudio y al entrenamiento, hasta la relación con los padres de éstos o incluso el tiempo libre del futbolista, además del propio entrenamiento.

Así mismo, deberá considerar el momento de la vida deportiva del jugador. En cada etapa el futbolista tiene unos objetivos concretos, de acuerdo a los cuales establece lo importante para él, sus valores. A nuestro juicio éste es un aspecto clave para el futuro rendimiento del jugador y especialmente del equipo. Tanto los objetivos de la entidad, del equipo en concreto, como los del entrenador y de los propios jugadores deberán ser compartidos en la mayor medida posible. La idea clave en un deporte de equipo como el fútbol, es que el jugador ponga sus intereses al servicio del equipo, pero también que el equipo satisfaga los intereses individuales de cada uno de los jugadores.

Además, la planificación deberá incluir los medios de análisis y control correspondientes para poder realizar un seguimiento en cada nivel de complejidad, desde el sujeto individual hasta el colectivo equipo, tanto en situaciones de entrenamiento como de competición, incorporando los indicadores a valorar, de tal forma que nos den información relativa al nivel de adecuación al rendimiento deseado.

El término “optimización del jugador”, no significa que se pretenda maximizar alguna de las cualidades éste. Más bien se trata de someterle a determinadas situaciones de entrenamiento que provoquen un cierto desequilibrio en alguna de las estructuras que configuran al sujeto y éste se vea obligado a adaptarse en un proceso continuo de auto-organización, o mejor, de acuerdo con Morin (2007), de auto-eco-organización. Esta idea está, así mismo, avalada por la teoría sobre el estrés y el concepto de homeóstasis, entendidos en un sentido amplio, que afecta a la totalidad de la persona cuando se ve sometida a un estímulo procedente del exterior o de sus propios pensamientos que altera su equilibrio, sostenida por Sapolsky (2008).

Desde la óptica del EE, el objetivo de intervención del enfoque estructurado es el sujeto futbolista.

De acuerdo a la literatura revisada, la PT propone una planificación sistémica que pretende desarrollar el modelo de juego del sistema equipo. Para ello, el citado modelo de juego, como se expondrá más adelante, se apoya en la puesta en práctica de los Principios que lo sustentan y que son establecidos por el entrenador, éstos están estructurados jerárquicamente (diferentes niveles de subprincipios y sub subprincipios) en los cuatro momentos característicos del juego, es decir, la fase de ataque, de defensa y las transiciones de ataque-defensa y de defensa-ataque, y son considerados como un todo inseparable.

El objeto prioritario de intervención para la PT será pues el equipo y la forma de jugar que se pretende.

Al considerar el sistema fútbol como un sistema dinámico abierto, se deberá considerar el entorno que lo rodea. En este sentido el EE, parte a la hora de elaborar una planificación de la consideración de los elementos principales que constituyen el entorno del equipo.

De acuerdo con Seiru-lo (2005), la planificación que realicemos deberá tomar como punto de partida el propio proyecto deportivo de la entidad, dicho proyecto se apoya en el conocimiento de la trayectoria histórica así como del entorno cultural y social de la misma, su filosofía y su idiosincrasia. El citado proyecto, incluye los objetivos a corto, medio y largo plazo, en las diferentes competiciones en que participe el equipo. Así mismo, se deberán considerar los aspectos relacionados con las relaciones contractuales y económicas de los integrantes del grupo deportivo. Finalmente se debe considerar la propia organización funcional del club, representada por sus departamentos, las funciones, responsabilidades y vías de comunicación, todas ellas representadas por personas concretas.

De acuerdo a la propuesta del EE, todos estos aspectos deberían considerarse de una u otra manera, sea cual sea el nivel o categoría en la que participe el equipo.

A nivel colectivo, si bien es frecuente afirmar que con la planificación se pretende que el equipo pueda rendir adecuadamente a lo largo de todo el periodo competitivo, consideramos que, desde el enfoque de la complejidad, el objetivo debería ser que el equipo alcance niveles cada vez más altos de rendimiento en un proceso colectivo de auto-organización individual y colectiva a lo largo del tiempo.

2.2.- PROPIEDADES DE UNA PLANIFICACIÓN

En cuanto a las propiedades que debe tener una planificación, Seiru-lo (2005), cita cuatro como fundamentales

Please reload

Search By Tags

December 14, 2016

May 4, 2015

Please reload

Please reload

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
Follow Us